Talento UPV

Luis Jesús Quiles, investigador del campus de Alcoy de la UPV, obtiene nuevos materiales que se degradan entre 1 mes y 2 años

Luis Jesús Quiles ha conseguido la mejor puntuación de la Universitat Politècnica de València (UPV) en su beca postdoctoral. Su investigación se centra en la búsqueda y el desarrollo de nuevos materiales poliméricos, que sean altamente eficientes, a partir de residuos como la piel de naranja, la cáscara de almendra, etc. Básicamente, se trata de residuos agroalimentarios provenientes de la Comunidad Valenciana para tratar de incorporar aditivos y cargas en los polímeros. El investigador del campus de Alcoy de la UPV «busca la máxima eficiencia ambiental».

Grandes icebergs de plásticos

La investigación tiene como aplicaciones prácticas el ‘packaging’ de cualquier tipo, ya sea para un uso alimentario, transporte de mercancías, etc. Quiles reconoce que «actualmente hay una gran problemática con los residuos que están generando los plásticos de un solo uso, como el papel ‘film’. Todos estos elementos están generando grandes ‘icebergs’ de plásticos en el mar o en la superficie terrestre».

Otro de los principales objetivos de la investigación es conseguir que estos plásticos que no provienen del petróleo se biodegraden lo antes posible para que la afección en el medio ambiente sea menor. Luis Jesús Quiles pone un ejemplo: «Si arrojamos al mar o al suelo un envase de polipropileno o polietileno, puede tardar entre 50 y 150 años como mínimo en degradarse. Uno de los objetivos de la investigación es conseguir nuevos materiales capaces de degradarse entre 1 mes y 2 años». Con esta rápida degradación de los nuevos materiales que Quiles investiga, se convertirían en parte del ambiente sin afectar de manera directa en el ecosistema.

Una alternativa sostenible para el sector del envase y embalaje

El objetivo principal de la investigación es el envase alimentario, ya que a día de hoy más se consume. También se puede aplicar a cajas de cartón, compras online o envases de cualquier tipo. Es aplicable a toda la industria de logística, grandes superficies comerciales o alimentación, entre otros usos.